El expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva ha afirmado que es víctima de una investigación al estilo ‘Gran Hermano’ y que su proceso judicial se está convirtiendo en un espectáculo.

Lula, quien fue detenido e interrogado por acusaciones de corrupción, dijo que él y la presidenta, Dilma Rousseff, estaban luchando contra un intento de golpe de estado de la oposición, que está utilizando el juicio para tratar de condenarlos en el tribunal ‘de la opinión pública’

“’Golpe’ es el término correcto para definir lo que está pasando en este país”, dijo, comparando los acontecimientos actuales en Brasil a los últimos movimientos para desbancar a los líderes de Paraguay, Honduras y Venezuela.