El autor de la matanza de Utoya, Anders Behring Breivik, acudió este martes haciendo el saludo nazi ante el tribunal que va a estudiar la demanda que presentó contra el Estado noruego por mantenerlo aislado en prisión.
Breivik denunció a Noruega por considerar que vulnera sus derechos fundamentales al estar encarcelado en régimen de aislamiento. Según el noruego “está siendo víctima de un trato inhumano”, mientras que el Estado argumenta que las condiciones en que se encuentra son legales.
Breivik mató a 77 personas en 2011 en Oslo y en la isla de Utoya. Su última aparición pública fue durante el juicio celebrado en 2012.