El Reino Unido sería “más pobre” en caso de que el próximo 23 de junio sus ciudadanos voten mayoritariamente por la salida del país de la Unión Europea (UE), que popularmente se conoce como ‘Brexit’.

La afirmación forma parte de las conclusiones de un informe elaborado por el Tesoro británico.

El documento contempla tres posibles alternativas para Reino Unido en caso de una salida de la UE: la incorporación al Área Económica Europea (EEA), como Noruega; la negociación de un acuerdo bilateral con la UE, como Suiza o Canadá; o la relación con la UE a través de las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“El Reino Unido sería permanentemente más pobre si dejara la UE y adoptara cualquiera de estos modelos”, señala el Tesoro que considera que los costos de estas alternativas son mayores que los beneficios de abandonar el bloque.

No solo el Tesoro considera los riesgos de un posible Brexit: un grupo de exasesores de la Casa Blanca ha dicho que dejar la Unión Europea sería una “apuesta arriesgada” para el Reino Unido.

Ocho exsecretarios del Tesoro de Estados Unidos advierten que un Brexit podría amenazar la preeminencia de Londres como capital financiera mundial.

En un artículo para el Times, en la víspera de la visita del Presidente Barack Obama al Reino Unido, dicen que sería “difícil” negociar acuerdos comerciales fuera de la UE.

El futuro de Gran Bretaña en la UE se decidirá en un referéndum el próximo 23 de junio.