Una petición para un segundo referéndum en Reino Unido, sobre la Unión Europea, que ha ganado más de 3 millones de firmas, está siendo investigado por las autoridades legislativas.

La Cámara ha confirmado que 77.000 firmas se añadieron de manera fraudulenta, y que ahora se han eliminado.

En un tweet el comité dijo que seguiría vigilando esa actividad ‘sospechosa’.

La solicitud de un nuevo referéndum en el sitio web de peticiones oficiales del Parlamento debería haber sido firmado sólo por los ciudadanos británicos y residentes del Reino Unido.

Sin embargo, los datos de la petición mostraron firmantes de países de todo el mundo, incluyendo Islandia, las Islas Caimán y Túnez, y en algunos casos hay más firmas que en la población total.

A pesar de la Ciudad del Vaticano, una pequeña ciudad-estado, que tiene una población total de poco 800, más de 39.000 residentes de la Ciudad del Vaticano parecían haber firmado la petición, según el diario The Guardian.

Helen Jones,  presidenta del comité de peticiones, dijo que las firmas fraudulentas serían “eliminadas” y que este tipo de cosas”socava el proceso de la democracia parlamentaria”.