Este viernes la Comisión Europea presenta un informe definitivo en el que reconoce el crecimiento de la economía española, que está cerca del 3%, casi el doble que en el resto de Europa.

Sin embargo, desde Bruselas advierten de que España continúa teniendo grandes desequilibrios por su alta deuda y por la cantidad de paro. La Comisión Europea dijo que desde el Gobierno central se habían hecho ajustes, pero debido a la vulnerabilidad de la economía ante shocks externos piden que el próximo Ejecutivo continúe tomando medidas.

En concreto, el organismo instó a las autoridades españolas que profundicen en la reforma laboral y en el control de las autonomías para fortalecer la economía del país ibérico.