Este viernes, los jefes negociadores de los 27 Estados miembros de la Unión Europea han marcado la directriz de que primero se deberán negociar las condiciones del abandono de Reino Unido del bloque, para luego establecer la futura relación entre Reino Unido y la Unión Europea.

El documento enviado este viernes, que contiene nueva páginas, da su apoyo a España, excluyendo a Gibraltar de cualquier acuerdo entre Bruselas y Londres cuando se produzca el Brexit. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, envió a las 27 capitales europeas la respuesta a la notificación de divorcio enviada por Reino Unido esta semana.

En un tono sobrio, el texto descarta la opción de realizar en paralelo el divorcio de Reino Unido de la Unión Europea y la futura relación que mantendrán. Así lo anunció Tusk en una conferencia desde Malta: “Solo cuando se haya alcanzado un progreso definitivo en la salida podremos discutir el resto. Las conversaciones paralelas, como sugieren algunos en Reino Unido, no ocurrirán”.