Los amantes de la música latina tienen una última oportunidad de disfrutar de esta mítica orquesta que ha sido proclamada como la embajadora de la música cubana. Después de estar 16 años llevando el alma de la música cubana a todo el planeta, la orquesta Buena Vista Social Club actúa el 6 de abril en el O2 de Londres con su gira mundial de despedida “Adiós”.

Las guitarras y la percusión de canciones como Chan Chan, Candela o Dos Gardenias nos trasladan al mismo corazón de La Habana, al antiguo club social Buenavista, lugar que da nombre al álbum que supuso un antes y un después para la música de la isla caribeña.

Lo que fue un intento de registro experimental entre músicos cubanos y africanos, se convirtió en uno de los mayores homenajes a la música cubana. Los líderes de la grabación Juan de Marcos González y el guitarrarista estadounidense Ry Cooder se vieron obligados a improvisar después de que los músicos africanos no pudieran acudir a la grabación del disco. El resultado fue todo un éxito que trasladó la música tradicional de Cuba a todo el mundo.  El colectivo cubano, de distintas generaciones, creó un producto único que Ry Cooder tildó de “ser el mejor el proyecto en que había participado”, justo antes del lanzamiento del álbum en 1997.

Orquesta_Buena_Vista_Social_Club_10El reconocimiento internacional no les tardó mucho en llegar con un premio Grammy al Mejor Álbum de Música Latina y Tropical en 1998. Los críticos afirmaban que “era uno de esos extraños discos que trascendían a la moda” y se convirtió en uno de los álbumes más vendidos de la historia de Cuba, con ocho millones de copias vendidas.

El éxito de este colectivo de músicos de distintas generaciones encabezados por artistas de la talla del bajista Orlado Cachaíto López, el trompetista Manuel ‘Guajiro’ Mirabal, el pianista Rubén González ; y otros músicos como Ibrahim Ferrer, Omara Portuondo o Compay Segundo, llamó tanto la atención que decidieron hacerles una película.

Esta formación destacó por apariciones en conciertos triunfales: dos en el teatro Carré de Amsterdan y una en el legendario espectáculo en el Carnegie Hall de Nueva York. El cineasta alemán Win Wenders realizó un documental titulado con el nombre del grupo, Buena Vista Social Club, grabando este mítico concierto con distintas entrevistas a los músicos. El largometraje fue nominado a los Oscars y ganó varios galardones.

Aún se escucha el bajo, el piano y la percusión que conforman el inigualable estilo de Buena Vista Social Club, que creó este álbum en 1997. Desde ahí hasta la actualidad han habido muchos cambios:

Artistas de la talla de Compay Segundo, Ibrahim Ferrer o Rubén González han pasado a mejor vida, pero el grupo ha continuado con su trayectoria. Tras 16 años en los que más de 40 músicos han desfilado por un millar de espectáculos bajo el nombre de Buena Vista Social Club. Durante este tiempo la banda ha evolucionado creando un estilo único y dinámico que mezcla experiencia de veteranos dentro del mundo de la música cubana con jóvenes talentos, bajo la dirección musical del líder de la banda Jesús “Aguaje” Ramos.

La icónica orquesta, que en octubre de 2015 se convirtió en el primer grupo cubano en actuar en la Casa Blanca, se despide con el lanzamiento de un álbum de temas inéditos ‘Lost and Found’ y con su gira mundial “Adiós Tour” por la que han pasado por países como  Qatar, España  o Austria. La banda tendrá su penúltima parada este 6 de abril en el O2 de Brixton, para concluir en el lugar donde todo empezó hace 16 años, en el corazón de La Habana.

Buena Vista Social Club se despide de Londres y del mundo, como lo que ha sido, una escuela que pone en valor la fuerza y el ritmo de la música cubana, dejando el legado toda esta experiencia y la esencia de Cuba a la música latina y mundial.