El desempleo en España bajó en 678.200 personas durante 2015, lo que supone la tercera caída anual consecutiva y el mayor descenso anual de la serie histórica con un 12,43% menos. Estos son los últimos datos que muestra la Encuesta de Población Activa realizada por el Instituto Nacional de Estadística.

En los últimos cuatro meses del año el paro bajó en el País Ibérico en 71.300 personas, por lo que el total de españoles desempleados es de 4.779.500, dejando la tasa de paro en el 20,9% de la población activa.

Durante el año 525.100 personas encontraron un puesto de trabajo, lo que supone la principal subida de ocupación desde el inicio de la crisis económica. En España hay 18.094.200 ocupados, cifra que no se alcanzaba desde el cuarto trimestre de 2011.