El primer ministro David Cameron ha admitido, finalmente, que se benefició de un fideicomiso offshore con sede en Panamá creado por su padre Ian Cameron en los años 80.

El primer ministro hizo la afirmación tras responder a la pregunta de un reportero de ITV sobre Blairmore Holdings, la firma de su progenitor que salió a la luz con la filtración de los llamados ‘Panama Papers’ para evitar pagar impuestos en el Reino Unido.

Después de tres días  y cuatro declaraciones parciales emitidas por Downing Street, el líder de los torys confesó que era propietario de acciones en el fondo de paraíso fiscal, que se vendió por £31.500  justo antes de convertirse en primer ministro en el año 2010.

Cameron vendió los dividendos antes de entrar en Downing Street.
Cameron vendió los dividendos antes de entrar en Downing Street.

Admitiendo que había tenido “un par de días difíciles”, el primer ministro dijo que las acciones fueron vendidas en enero de 2010 con un beneficio de £19.000.

Cameron habría pagado impuestos sobre los dividendos, y dijo que vendió antes de entrar en Downing Street, “porque no quería que nadie dijera que tenía otras agendas o intereses creados”.