El primer ministro, David Cameron, advirtió de que la salida del Reino Unido de la Unión Europea, podría implicar la ruptura de los acuerdos fronterizos con Francia y la instalación de campamentos como el conocido como ‘La Jungla’ en suelo británico.

Sus compañeros de partido calificados de ‘euroescépticos’, el exministro de Defensa Liam Fox y el diputado David Davis, señalaron a Cameron de comportarse de manera alarmista con tales declaraciones.

“La idea de que salir de la Unión Europea va a suponer un menor control de nuestras fronteras es simplemente absurdo (…) Es precisamente la política fallida de inmigración de Bruselas la que ha creado campamentos como ‘La Jungla’ de Calais”, afirmó Davis. Luego remató: “Los partidarios de la permanencia se están quedando sin argumentos y por eso recurren al alarmismo desesperante”.

Cameron salió al paso de las acusaciones y dijo que la salida del bloque puede suponer la suspensión del Tratado de Le Touquet, firmado en el 2003, y que permite el establecimiento de la aduana británica en la localidad francesa de Calais.