El primer ministro David Cameron ha surcado el país en un último esfuerzo para advertir a los votantes de Gran Bretaña de los peligros de un Brexit en el referendo histórico que también podría decidir el destino del propio primer ministro.

Cameron se unió con los ex primeros ministros Gordon Brown y Sir John Major, el líder liberal demócrata, Tim Farron, y la MP verde Caroline Lucas, en una presentación final que mostró la unidad de todos los partidos por la permanencia del Reino Unido en el bloque.

El primer ministro hizo una petición personal apasionada al público para rechazar las “mentiras” de la campaña del Leave.

Cameron pidió “poner el empleo en primer lugar, y poner en primer lugar la economía”.

El primer ministro va a votar en su distrito electoral el jueves por la mañana, antes de regresar a Downing Street para esperar los resultados. La mayoría de las encuestas sugieren que el resultado será muy reñido.