En la cumbre europea que se celebra este jueves se iniciarán las negociaciones para que el Reino Unido logre convencer a sus pares europeos de aplicar una serie de reformas que evitarían un brexit, o una salida de ese país del bloque.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha reconocido que aún queda mucho por negociar para llegar a un acuerdo que permita mantener al Reino Unido como miembro de la Unión.

El martes pasado, tras un encuentro con el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, Tusk dijo que sigue habiendo problemas no resueltos, como el llamado “freno de emergencia”, un mecanismo de control para el acceso a beneficios sociales de los europeos, en este caso en el Reino Unido.

Cameron negociará sus propuestas en la cumbre de la UE.
Cameron negociará sus propuestas en la cumbre de la UE.

Para los países del Este de Europa el acceso a beneficios sociales en el Reino Unido sigue siendo uno de los puntos “más delicados” en las negociaciones. “No tengo dudas: aún debemos negociar mucho para llegar a un acuerdo”, admitió Tusk quien afirmó que la propuesta que ha presentado “es justa y equilibrada, para todos”.

De lograr un acuerdo con los 28 miembros de la Unión Europea, sobre el borrador presentado a principios de mes por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, el primer ministro David Cameron convocaría el referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en el bloque comunitario el próximo mes de junio, en vez de en 2017, como había anunciado previamente.

El primer ministro británico, David Cameron, se reunirá este viernes con su Gabinete en caso de alcanzarse un acuerdo sobre su propuesta de reforma de la Unión Europea en la cumbre de esta semana en Bruselas, indicó Downing Street.