El primer ministro, David Cameron, alertó que la salida de su país de la Unión Europea pondrá en riesgo la paz, y que además el Reino Unido se enfrentará a mayores riesgos de seguridad.

Según Cameron, debido a la agresividad de Rusia y a la presencia de la milicia del autoproclamado Estado Islámico (ISIS), la Unión Europea es imprescindible para garantizar la seguridad del país.

Cameron habló desde el Museo Británico, donde dio su primer discurso después de las elecciones regionales y municipales en Reino Unido de la semana pasada.

Sus palabras generaron una reacción airada del exacalde de Londres, Boris Johnson, quien dijo que la UE se había convertido en “una fuerza para la inestabilidad y la alienación”, mientras que la OTAN se encargaba de asegurar la paz.

Una vez finalizadas las elecciones municipales los políticos vuelven a encender la campaña para el referendo del 23 de junio.