El primer Ministro del Reino Unido, David Cameron, está dispuesto a reunirse con Donald Trump si el candidato presidencial de los EE.UU. visita Gran Bretaña este verano, pero no tiene “ninguna intención” de disculparse por haberlo llamado “estúpido y equivocado”.

Trump se convirtió en el único candidato para la nominación presidencial republicana después de que John Kasich, su último rival, anunciara que abandonaba la carrera hacia la Casa Blanca.

El primer ministro se enfrenta ahora a la difícil tarea de reconstruir las relaciones con Trump, dice el diario The Telegraph, después de lanzar un ataque personal contra el multimillonario cuando Trump dijera que los musulmanes deberían ser excluidos de los EE.UU.