El primer ministro británico David Cameron, aseguró que no lamenta ni se arrepiente, de haber organizado el referéndum sobre la pertenencia del Reino Unido a la Unión Europea.

 El jefe de Gobierno dijo que por supuesto que lamenta el resultado, “pero no lamento haber organizado el referéndum, era lo que había que hacer” , aseguró luego de una cumbre europea en Bruselas.

Cameron habló luego de que la Unión Europea, indicara que espera que el Gobierno británico invoque lo “antes posible” al artículo 50 del tratado de Lisboa, que da un plazo de dos años para negociar la ruptura.

En el primer día de la cumbre de la Unión Europea, la canciller de Alemania, Angela Merkel, dijo que ve imposible que haya una vuelta atrás en la decisión tomada por los británicos.

Cameron indicó: “Nuestros socios de la Unión Europea están genuinamente tristes porque estamos planeando dejar esta organización”.

Aseguró que “lo importante ahora es que Europa y Reino Unido busquen las relaciones más cercanas posibles”.

Destacó, también, que todos los dirigentes presentes expresaron su “respeto” por la decisión adoptada por los electores.

Por otro lado, el presidente del Consejo de la Unión Europea, Donald Tusk, afirmó que había “entendimiento en cuanto a que se necesita algo de tiempo” antes de que Londres pueda iniciar la salida, pero dijo que se pidió a Cameron que “especifique lo antes posible” cuándo sucederá.