La Unión Europea y Reino Unido están cerca de llegar a un consenso en la negociación de las reformas que pide Cameron ante la realización de un referéndum sobre la permanencia del país en la Unión Europea, que está previsto que se celebre este 2016.

El borrador, que se le entrega este viernes al Primer Ministro británico hablaría sobre el llamado freno de emergencia para la inmigración. Se trataría de la posibilidad de negar las ayudas públicas a los trabajadores de otros países de la Unión Europea en sus cuatro primeros años en Reino Unido, si el país no pudiera asumir dicha carga y lo aprobasen la mayoría de los Estados miembros.

Esta medida trata de evitar la oposición que hay entre los otros socios europeos por la medida que solicitó Cameron, que quiere quitar directamente estas ayudas durante los primeros cuatro años en el Reino Unido, con el fin de reducir la inmigración.

El Primer Ministro británico evaluará el conjunto de todas las propuestas de la Unión Europea, antes de dar una respuesta. El objetivo es llegar a un acuerdo antes del Consejo Europeo, que se celebrará los días 18 y 19 de febrero.