Los usuarios de los trenes de Londres expresaron que están “hartos de excusas”, ya que las consecuencias de la tormenta Angus interrumpieron decenas de servicios de la línea principal, causando un pandemónium en las plataformas ferroviarias.

Las fotografías que los pasajeros compartieron en las redes sociales, muestran este lunes por la noche a miles de personas atestadas en el vestíbulo de la estación de Waterloo, porque las malas condiciones meteorológicas provocaron retrasos y cancelaciones en la  línea principal de trenes.

Además, los servicios de trenes de King’s Cross y Paddington a Bristol y a Cardiff fueron cancelados, mientras que el suroeste sufrió el impacto de la tormenta con 50 mm de lluvia en 24 horas. Los trabajadores criticaron la falta de información en las estaciones y el exceso de gente en los trenes.

Asimismo, hubo varias alertas en la carretera M25 este martes por la mañana, los motoristas advirtieron de posibles inundaciones en áreas entre Leatherhead y Dagenham.