Tras una larga ausencia de 27 años, Carole King ha vuelto a los escenarios del Reino Unido para interpretar álbum clásico Tapestry in full.

La multitud, que pagó hasta 249 libras por el espectáculo, parecía conocer cada palabra del concierto que se desarrolló con un clima espléndido para suerte de la audiencia de Hyde Park.

“Esto es tan increíble”, dijo King, de 74 años, ante de comenzar a tocar el piano.

Unos 65.000 aficionados asistieron al concierto, que formó parte del festival BST.