Según ha dictaminado la cadena de televisión estadounidense ABC, la serie Castle llegará a su fin después de ocho temporadas.
El drama policial protagonizado por Nathan Fillion ha protagonizado un culebrón durante las últimas semanas ya que estaba en la cuerda floja tras semanas de rumores y negociaciones entre la cadena y los actores.
La producción, que intentaba reducir costes reduciendo parte del elenco, había renovado el contrato del resto de actores de cara a una corta novena temporada, incluido el de su protagonista, sin embargo, la cadena decidió no seguir adelante con la serie.
El capítulo final de Castle será emitido el próximo 16 de mayo con un final cerrado ya que ante la perspectiva de una posible cancelación la serie grabó dos finales, uno por si la serie continuaba pero sin su coprotagonista y otro que funcionaría como final cerrado en caso de cancelación.