Las últimas dos noches la red de telescopios Allen Telescopy Array (ATA) ha estado estudiando la estrella HD 164595, un astro muy parecido al Sol, situado a 94 años luz de nuestro planeta.

Esta red de telescopios, está conformado por 42 de estos artilugios, en el observatorio astronómico de Hat Creek, California y está siendo gestionada por el SETI, un organismo que se dedica a la búsqueda de vida extraterrestre.

El objetivo de estas pesquisas es confirmar la existencia de una rara señal que registró el radiotelescopio RATAN-600, en Zelenchuksaya, situada en Rusia. Según han informado distintos medios, esta señal podría tratarse de un contacto entre civilizaciones, razón por la que están investigando dicha zona. Hasta el momento tan solo se ha encontrado un planeta del tamaño de Neptuno, que orbita cerca de la estrella, por lo que las condiciones de vida son muy bajas, pero aún quedan por descubrir otros posibles planetas.

Aunque todo parece indicar que esta señal no procede de otra civilización, los científicos continuarán investigando si podría tratarse de un indicio de vida extraterrestre.