En Francia, cinco presuntos terroristas han sido detenidos este viernes por la policía debido a que estaban planeando llevar a cabo varios ataques el próximo 1 de diciembre.

Los cinco detenidos, cuatro de los cuales fueron arrestados en Estrasburgo y otro detenido en Marsella el 20 de noviembre, recibieron instrucciones del mismo interlocutor localizado en zonas de Irak y Siria.

En el momento de las detenciones, cuatro de los presuntos yihadistas estaban esperando una entrega de armas, informó el diario “Le Parisien”.

El fiscal Francois Molins dijo en una rueda de prensa que el objetivo exacto de los sospechosos aún no había sido establecido y añadió que los cinco sospechosos se presentarán ante los jueces para enfrentar cargos de terrorismo, así como la adquisición, transporte y posesión de armas. Además, su detención provisional posiblemente sea extendida.

Los cuatro sospechosos detenidos en el área de Estrasburgo tienen entre 36 y 37 años de edad y son ciudadanos franceses, aunque dos de ellos también tienen nacionalidad tunecina y marroquí.

Las autoridades francesas supuestamente han descubierto documentos y mensajes enviados por ordenador a otros presuntos miembros del ISIS en Oriente Medio, en los que los sospechosos glorificaban el martirio y expresaban su deseo de atacar a Francia.

Francia se ha visto particularmente afectada por el terrorismo islámico y en el último año y medio, 230 de sus ciudadanos han perdido la vida. Desde la noche de 13 de noviembre de 2015, tras los ataques de París que dejaron 130 muertos, se había decretado por el gobierno el estado de emergencia.

La investigación sobre los detenidos continúa.