Cinco sospechosos del ataque ocurrido la semana pasada en Niza se han presentado en los tribunales en Francia acusados de delitos de terrorismo.

Cuatro hombres y una mujer, con edades comprendidas entre 22 y 40 años, están acusados de ayudar a Mohamed Lahouaiej-Bouhlel a preparar el ataque terrorista.

Uno de los sospechosos regresó al lugar de los hechos el día siguiente para filmar la secuela, dijo el fiscal francés, François Molins.

Lahouaiej-Bouhle mató a 84 personas cuando condujo hacia una multitud en el Día de la Bastilla.  Al parecer recibió el apoyo logístico para el ataque de los cinco sospechosos, que habían planeado el ataque durante varios meses.

Tres de los sospechosos, identificados como franco-tunecinos Ramzi Mohamed A y G Oualid, y un tunecino llamado Chokri C, fueron acusados como cómplices de “asesinato por parte de un grupo con vínculos terroristas”.

Un albanés nombrado como Artan y una mujer que es una francesa-albanesa, de doble nacionalidad, identificada como Enkeldja, son los sospechosos de dar a Lahouaiej-Bouhlel una pistola. Fueron acusados de “violar la ley de armas en relación con un grupo terrorista”. Los cinco están bajo custodia policial.