El pasado jueves la Corte Constitucional de Colombia aprobó de manera definitiva el matrimonio entre parejas del mismo sexo, después del largo recorrido en el que la comunidad de gays y lesbianas de Colombia ha ido ganando sus derechos hasta equipararlos a los de los heterosexuales.

Los magistrados del alto tribunal dieron su visto bueno al matrimonio entre parejas del mismo sexo por seis votos a favor y tres votos en contra.

Todo comenzó en noviembre de 2015 cuando Colombia lanzó una ley que permitía a las parejas homosexuales adoptar niños. El siguiente paso para la aprobación definitiva se dio el 7 de abril de este mismo año cuando los magistrados votaron en contra de la ley que definía el matrimonio como una unión entre un hombre y una mujer.

De esta manera Colombia se añade a la corta lista de países sudamericanos que han legalizado el matrimonio homosexual como Brasil, Argentina y Uruguay.