Comcast, la dueña de Universal Pictures, el mayor sistema de televisión por cable de Estados Unidos, anunció este jueves que habían llegado a un trato para comprar los estudios cinematográficos DreamWorks Animation por 3.800 millones de euros.

El acuerdo financiero consistirá en que los accionistas de DreamWorks Animation obtendrán 41 dólares por cada una de sus acciones en la empresa, lo que supone una prima del 27% respecto al cierre de este miércoles.

Los consejos de accionistas de ambas compañías ya han puesto por escrito la confirmación de la operación, que se llevará a cabo a final de año, cuando tengan el visto bueno del regulador.

Una vez se haga efectiva la compra, el actual consejero delegado de DreamWorks, Jeffrey Katzenberg, será el presidente de DreamWorks New Media, con lo que estará al frente de plataformas como Awesomeness TV y NOVA.