Según informaciones del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, este jueves autobuses y ambulancias con heridos y enfermos han comenzado la evacuación de los barrios sitiados al este de Alepo. Los vehículos se han abierto paso por el corredor de Ramusa-Ameriya, en el sur de la ciudad.

Además, los efectivos del Gobierno sirio entraron en los barrios afectados para quitar sacos de arena y despejar la zona. La evacuación se produce después de que las fuerzas de la oposición y el Gobierno de Siria cerrarán un nuevo acuerdo de alto al fuego en la madrugada de este jueves, con el objetivo de que los civiles pudieran abandonar de inmediato el este de Alepo.

La confusión reinó durante el inicio de la evacuación. Finalmente la operación comenzó por trasladar a los pacientes, para luego continuar con el resto de los civiles y los combatientes. Se estima que dejarán el este de Alepo unos 9.000 civiles y unos 4.000 combatientes con sus familias.