Anoche dio comienzo la nueva gira del grupo australiano AC/DC en Lisboa con un acontecimiento muy particular. Su nuevo cantante, Axl Rose, apareció en silla de ruedas debido a una lesión en la pierna izquierda y así cantó durante toda la noche.

El apreciado líder de la banda Guns N’Roses sustituyó a Brian Johnson debido a sus problemas de audición, este cambio generó muchas dudas entre los fans de AC/DC, muchos de los cuales decidieron devolver su entrada, por lo que no se pudo colgar el cartel de sold out.

Sin embargo, el concierto fue un éxito, puesto que el recinto que contaba con capacidad para 50.000 personas parecía estar lleno hasta los topes de fans, que no dejaron de corear al grupo durante toda su actuación.

Mañana AC/DC continuará su gira en Sevilla, dando su único concierto en España y seguirán a otras ciudades europeas como Marsella, Werther, Viena o Praga.