Uno de los principales retos a los que se enfrentan los padres cuando sus hijos son pequeños es enseñarles a que dejen el pañal y empiecen a ir solos al baño. Éstos son algunos consejos para hacer este proceso más llevadero:

El mejor truco para hacer que tu hijo vaya al baño es hacer que se sienta cómodo con su bacinilla u orinal. Es importante mostrarle que es su propio asiento, puedes decorarlo con su nombre o con pegatinas, e incluso dejar que él mismo lo haga. También es aconsejable sentarlo vestido y que use muñecos u objetos que le gusten mientras esté en el orinal hasta que se familiarice con él.
No se debe forzar en exceso a los niños para que vayan al baño, si notas que el niño no es receptivo espera un poco más a que esté preparado. El hecho de que vayan solos al baño es un signo de independencia. Cuando te percates de que el niño muestra ganas de ir al baño pregúntale sin insistir, es mejor dejarle su orinal cerca de él, para que por su propia voluntad vaya al lugar indicado para hacer sus necesidades.
Debes desarrollar tu paciencia cuando el niño haga sus necesidades fuera del lugar adecuado por accidente. Enseñar a tu hijo a ir al baño es un proceso largo y que conlleva un proceso de constante ensayo y error.

bebe
También es conveniente anotar las veces que suele ir al baño y compartirlo con sus cuidadores en la guardería para que formen parte de este proceso y también vaya al baño en la escuela.

En caso de estreñimiento se deben proporcionar alimentos ricos en fibra para el niño hasta que su tránsito intestinal funcione correctamente.
Enseñar a tu hijo a ir al baño es un proceso complejo que forma parte de la hermosa pero complicada tarea de ser padre, las mejores herramientas para llevarlo a cabo es ser paciente y motivar al niño con cada paso que vaya avanzando, desde tener la ropa interior seca hasta que hacer que consiga ir él solo al baño.