En julio llega el buen tiempo, las ganas de disfrutar del sol y del aire libre o la oportunidad de irse de viaje a lugares más cálidos.  Desde ACULCO Magazine te ofrecemos una serie de consejos para que protejas el mayor órgano del cuerpo humano y el que está más expuesto al sol: la piel.

Si no resguardas bien tu piel del sol, suelen aparecer quemaduras que provocan sensación de calor, ardor y picor. Además, no proteger bien tu piel del sol, puede acarrear a lo largo del tiempo un posible cáncer de piel. A continuación, te mostramos una serie de trucos para cuidar tu piel durante este verano:

  1. Evita tomar el sol durante el mediodía:

Recomendaciones-para-el-cuidado-de-la-piel-en-veranoEs muy saludable permitir que te dé el sol mientras realizas actividades al aire libre, como ir al parque, pasear o montar en bicicleta. Sin embargo, se debe evitar una exposición directa al sol durante las horas cuya exposición es más directa, es decir entre las 12 del mediodía y las 3 de la tarde.

En el caso de los niños menores de dos años no deben exponerse directamente a la luz del sol durante estas horas. Es recomendable permanecer en la sombra durante las horas centrales del día y protegerse con una buena crema protectora.

  1. Elige el factor de protección solar adecuado:

cremasolarDebes partir de la base de que para disfrutar del sol es imprescindible usar crema de protección solar. Además de esto, debes tener en cuenta que esta crema se adapte a tu tipo de piel, a los rayos UVA y contenga el factor adecuado.

Al inicio del verano deben utilizarse cremas solares con un factor de protección alto, es decir, de entre 25 y 30. También deben llevar un filtro adicional contra los rayos UVA. Recuerda que la protección de estas cremas tiene una duración limitada, por lo que dependiendo de tu tiempo de exposición al sol debes aplicártela varias veces. También debes ponerte la cantidad suficiente de crema protectora, que en un adulto ronda los 35 gramos.

  1. Calcula el tiempo de exposición al sol:

Debes calcular el tiempo de protección natural de tu piel con el que estarías protegido por el factor solar de tu crema, para así saber cuánto tiempo tendrás esa barrera durante tu exposición al sol. El tiempo de protección natural de la piel frente al sol varía entre 10 y 30 minutos, dependiendo del tono de la piel (entre más clara menos protección). Por ejemplo, una persona de piel clara que se haya aplicado una crema solar de factor 15 estaría protegida durante unos 150 minutos. Después de
aplicarte la loción debes esperar entre 20 y 30 minutos para tomar el sol.

  1. Protégete desde el interior de tu organismo:

Puedes reforzar tu protección contra el sol, consumiendo antioxidantes como la vitamina E, el betacoroteno, los polifenoles y el licopeno. Estas sustancias se encuentran en alimentos como: las pipas de girasol, los cacahuetes, las espinacas, las zanahorias, las legumbres, las uvas, las fresas o los tomates.

  1. La ropa y las gafas de sol también te resguardan:

La ropa también es una excelente elección para proteger tu piel del sol. Debes tener en cuenta el material, el color, el grosor y la densidad de las fibras para saber si protección frente al sol será mayor o menor.

gafassolUsar gafas de sol es una medida esencial para evitar los efectos negativos del sol en los ojos. Debes tener en cuenta que las gafas estén homologadas y que tengan la categoría de los filtros que contienen.

Con estos sencillos pasos podrás protegerte del sol y sacar el máximo partido a tu verano. Como siempre decimos, cada persona es única, debes tener en cuenta tus peculiaridades y ante cualquier duda consultar con el dermatólogo, o en el caso de las gafas de sol, con un óptico. Ya tienes todos los consejos necesarios para disfrutar del buen tiempo este verano.