Y este fin de semana, en Londres se estrenó una obra que todos esperaban: El aprendiz de brujo de gafas redondas, Harry Potter, se subió este sábado por primera vez a los escenarios, con ‘Harry Potter y el niño maldito’, donde aparece como héroe adulto y padre ya de tres niños.

 
La pieza, muy esperada, se representa a partir en el Palace Theatre, en el West End, de la capital inglesa.

 
En paralelo, el guión salió a la venta este sábado en Reino Unido y el domingo en Estados Unidos.

 
La obra, que está dividida en dos partes de unas dos horas y media, cuenta lo que sucedió 19 años después de ‘Harry Potter y las reliquias de la muerte’, séptima y última entrega de la saga de J.K. Rowling, y que se estrenó en 2007.

 
Las críticas han sido muy favorables, por lo qie se espera que se convertirá en todo un éxito comercial. Las primeras 175.000 entradas se vendieron en 24 horas en octubre pasado.
“El teatro británico no ha conocido nada parecido en décadas”, reseñó el diario The Daily Telegraph.

 

Seguramente sera el éxito de la temporada.