Fueron condenados cinco personas acusadas de la muerte del cantante argentino en 2011 en Guatemala y son penas de más de 50 años de cárcel.

Un costarricense y cuatro guatemaltecos fueron acusados del asesinato de Cabral y del intento de asesinado del promotor nicaragüense Henri Fariñas.

Los dos ataques tuvieron lugar el 9 de julio de 2011 cuando se dirigían al aeropuerto después de un concierto.

Las autoridades creen que Fariñas, ciudadano nicaragüense, era el objetivo de dicho ataque y descartaron que Cabral estuviera implicado en alguna actividad ilegal.

Fariñas, que resultó gravemente herido, fue posteriormente condenado a 30 años de prisión en Nicaragua por lavado de dinero.