Inspectores de seguridad alimenticia revelan algunos de los peores lugares con los que se han encontrado.

Contenedores de comida sin tapa a solo centímetros de las bolsas de basura en Golden Dragon un restaurante chino en Newham, al este de Londres.

Mientras que la mayoría de los lugares gastronómicos, 94% ha pasado las inspecciones, hay varios que fallaron en alcanzar las exigencias, por eso no solo han sido obligados a cerrar, sino que los dueños están siendo procesados legalmente.

Más de 100 lugares fueron procesados este año hasta el mes de abril, con sentencias que incluyen prisión, trabajos comunitarios y multas de 10000 libras.

En un barrio con los peores registros de seguridad alimenticia en Londres, donde más del 50% fallan las inspecciones.

The Golden Dragon takeaway en Barking Road, fue ellos dicen, el peor que han visto, había infección por roedores y estaban cocinando utilizando trapos de cocina sucios.

dragon

 

La lista sigue con The Karachi Karahi restaurant, también en Newham que tiene el antecedente de haber intoxicado a 32 personas en un evento. Una mujer que asistió a dicho evento murió al día siguiente, pero según el juez no hubo suficiente evidencia de que la muerte haya sido causada por la comida.

 

El restaurant ha cerrado anteriormente por problemas de higiene.

Kamran y Farhana Memon, el matrimonio dueños de Karachi Karahi, fueron sentenciados después de ser encontrados culpables de suministrar alimentos en malas condiciones. Fueron sentenciados a 150 horas de trabajo comunitario cada uno y obligados a pagar £ 25000 libras

Chai Wallah, Yarm, Stockton-on-Tees

El dueño de este restaurante indio ha sido condenado a tres meses de prisión por 8 infracciones relacionadas a la inseguridad en el manejo de alimentos.

Los oficiales investigaron este lugar después de recibir quejas de los clientes, uno de ellos alegaba que vendían pollo crudo en el medio.

karachi

Babylon Inn, Croydon, sur de Londres

Los dueños de Babylon Inn fueron multados por más de 90.000 libras el pasado diciembre una de las penalidades más altas en 2015.

El inspector dijo “Usualmente cuando investigamos los lugares encontramos un problema, pero en Babylon Inn estaba todo mal”.

“algunas veces se encuentran cucarachas y ratones o ratas, pero es raro encontrar todos juntos”.