Este lunes ha sido acuchillado un joven de 16 años en Berlín disfrazado de payaso diabólico que trataba de asustar a otro adolescente de 14 años.

En las últimas semanas ha habido una oleada de incidentes con payasos diabólicos, una práctica que comenzó en EEUU y se ha ido extendiendo por Europa.

En Alemania se han producido una serie de incidentes en los que personas disfrazadas de payasos diabólicos tratan de asustar a los viandantes e incluso a veces llegan a amenazarles. El joven que iba disfrazado tuvo que ser operado de urgencia porque su vida corría peligro.

Según han declarado las fuerzas de seguridad, los dos menores eran conocidos del barrio y hasta que llegaron los servicios médicos, el joven de 14 años trató de socorrer al herido. En un primer momento, el menor de 14 años fue retenido por la policía, pero finalmente fue liberado mientras se estudia el caso.

La policía berlinesa ha pedido precaución con los disfraces de Halloween y ha recordado que aquellas personas que se dediquen a asustar podrán ser castigados hasta con un año de cárcel.

Sin embargo, el número de estos personajes sigue multiplicándose, y con ello, los altercados. En España la aparición de estos payasos diabólicos ha terminado con detenciones en Gijón y en Manresa. Asimismo, también ha llegado esta moda a Valencia y un joven se ha dedicado a colgar inquietantes fotos en las redes sociales paseando por lugares emblemáticos de la ciudad.

Sin duda, se trata de una broma, para muchos, carente de gracia.