La policía de la ciudad portuaria oriental china de Qingdao ha detenido a 14 personas sospechosas de contrabando de mariscos con altos niveles de radiación de las aguas cerca de Fukushima, la prefectura japonesa afectada por el desastre nuclear de 2011, informó la cadena estatal CCTV.

Se estima que la banda habría introducido 5.000 toneladas de productos del mar, incluyendo cangrejo real y camarones, por valor de 34,5 millones de dólares en China durante los últimos dos años.

Una parte de los productos del mar se obtuvo de Fukushima, una de las 12 prefecturas japonesas excluida de las exportaciones de productos marinos a China después del terremoto del 11 de marzo de 2011 que provocó un tsunami y dio lugar a una catástrofe nuclear en la región.

Los contrabandistas transportaban las mercancías procedentes de la isla japonesa de Hokkaido a Vietnam, donde cambiaron las etiquetas para evadir impuestos, así como los controles sanitarios, afirmó la policía de Qingdao.

La mayoría de estos productos se vendieron en grandes ciudades chinas, incluyendo Beijing, Shanghai y Guangzhou.

Los expertos chinos dicen que los alimentos con altos niveles de radiación pueden causar daños irreversibles en las células humanas e incluso el ADN, según informaron los medios locales.

También advierten que la radiación sigue afectando negativamente la vida marina en las cercanías de Fukushima, aunque han pasado cinco años desde el desastre.