Un grupo de científicos de la Universidad de Tokio ha presentado el modelo de piel electrónica más fino y duradero creado hasta la fecha.

De momento, los ingenieros japoneses han conseguido formar letras, números y el logo de su universidad en tres colores (rojo, verde y azul) con siete segmentos de led. Además, han logrado conectar el dispositivo a sensores corporales para visualizar el pulso y los niveles de oxígeno de una persona. 

La tecnología de esta pantalla a flor de piel se denomina técnicamente polímero conductivo electroluminiscente (PLED, por sus siglas en inglés) y emite cantidades variables de luz cuando recibe una corriente eléctrica. Antes ya se habían desarrollado otros prototipos de PLED ultrafinos, ultraflexibles y transparentes, pero duraban apenas unas horas en contacto con el aire. Este problema ha sido solucionado por los expertos de la Universidad de Tokio con una capa que protege al polímero electroluminiscente del vapor de agua y el oxígeno y alarga su vida útil varios días. También han conseguido que su pantalla gaste menos energía que modelos similares presentados anteriormente. Por otra parte, esta tecnología permite fabricar pantallas más grandes que si se usan materiales inorgánicos.