El líder laborista, Jeremy Corbyn, ha decidido dar un paso más y se ha propuesto a sí mismo como líder para evitar una salida sin acuerdo de la Unión Europea el próximo 31 de octubre. Corbyn ha pedido el apoyo del resto de los partidos de la oposición y de los conservadores que no estén de acuerdo con la estrategia que está siguiendo el actual primer ministro británico, Boris Johnson.

La idea es presentar una moción de censura y que Corbyn pase a liderar un gobierno provisional para solicitar una prórroga a la Unión Europea, convocar elecciones generales y volver a hacer un segundo referéndum sobre la permanencia o no de Reino Unido dentro del bloque comunitario.

Esta iniciativa fue comunicada mediante una carta a las fuerzas políticas de la oposición este jueves. Los liberaldemócratas la han rechazado, pero los partidos nacionalistas escoceses, galeses y los verdes la consideran un punto de partida para negociar con el Partido Laborista.