El ministro de Defensa de Corea del Sur Han Min-koo, reconoció que el Ejército contempla el asesinato de Kim Jong- en caso de detectar signos de agresión inminente de Corea del Norte, informaron los medios en Seúl.

Las Fuerzas Armadas surcoreanas “contemplan desplegar fuerzas especiales para acabar con el líder Kim Jong-un”, afirmó Han en una reunión de la Asamblea Nacional (Parlamento), en declaraciones al diario local Korea Herald.

Las declaraciones del ministro de Defensa surcoreano podrían desatar las iras del Norte, que generalmente se muestra muy sensible en temas relacionados con su líder.

Además, en este momento las relaciones entre ambas Coreas son particularmente conflictivas por la reciente prueba nuclear, en la que Pyongyang aseguró haber detonado una cabeza nuclear apta para instalarse en numerosos y variados misiles de su arsenal.

Esto es visto por la comunidad internacional como una grave amenaza a la seguridad a nivel global, y el Consejo de Seguridad de la ONU se prepara para imponer nuevas sanciones al régimen norcoreano.