Este fin de semana se puso en evidencia el conflicto interno que vive el partido Conservador del Reino Unido, tras la renuncia de Duncan Smith como ministro de Trabajo y Pensiones, por estar en desacuerdo con la política de recortes sociales de David Cameron.

El primer ministro británico tuvo que  reconfigurar su gabinete después de la inesperada renuncia de su compañero, lo que supone un fuerte golpe en medio de la campaña de referendo por la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea.

Duncan Smith dimitió con una carta en la que arremetía contra el recorte de ayudas para las personas con discapacidad, que se incluyó en el presupuesto.