La crisis migratoria está empeorando debido a las medidas unilaterales que los países europeos están adoptando.

Con el fin de tratar de coordinar sus acciones, los ministros del Interior de la Unión Europea están reunidos este jueves en Bruselas.  Sin embargo, Austria ha excluido a Alemania y Grecia de una reunión restringida con nueve países para coordinar sus restricciones de fronteras.

La canciller alemana, Ángela Merkel y el primer ministro griego, Alexis Tsipras, comparten que cerrar las fronteras crearía un foco de tensión difícil de controlar. También mostraron su desacuerdo con Austria que desde el pasado viernes está aplicando cupos  de 3200 migrantes por día por su país  80 demandas diarias de asilo. ]

“Las iniciativas individuales no llevan a ningún sitio. Están en riesgo la unidad de Europa y las vidas humanas”, ha alertado el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos.

Todos los esfuerzos están concentrados por el momento en el pacto con Turquía que debe conducir a un freno de los flujos migratorios, aunque por el momento no ha dado resultado.

La OTAN ha informado de que su misión en el Egeo para luchar contra las mafias que trafican con refugiados está ya lista para trabajar.