El Rey Felipe VI terminó ayer la primera ronda de consultas para desbloquear la política española con un resultado concreto: El líder del PP, Mariano Rajoy, ha anunciado su aceptación del encargo del Rey de someterse a la investidura.

En una rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa, Rajoy dijo que se comprometió ante Felipe VI a hacer “todos los esfuerzos posibles para forjar los acuerdos que España necesita”.

Indicó que se dirigirá “de manera preferente” a las fuerzas “constitucionalistas”, con las que ve “razonable encontrar acuerdos” para lo que “redoblará los esfuerzos” de la negociación.

En los próximos días abrirá una ronda de contactos para conseguir apoyos para una eventual investidura.

El Rey se reunió con los líderes de otros partidos como Podemos, Ciudadanos y PSOE, sin que se vislumbre un camino para desbloquear el camino politico que permita formar un gobierno.