En Cartagena de Indias se reúne a partir de hoy la XXV Cumbre Iberoamericana. Los Presidentes, Jefes de Gobierno y delegados que asisten tendrán la oportunidad de intercambiar opiniones y lograr acuerdos para mejorar las relaciones entre los países y ofrecer oportunidades para los pueblos que representan.

Es la oportunidad de unir a los mandatarios de dos continentes. Así, España y Portugal estarán con los países de América Latina durante dos días en Colombia dialogando sobre intereses comunes.

En esta ocasión se espera alguna clase de pronunciamiento de los asistentes a la Cumbre con respecto a los esfuerzos que hace Colombia para terminar sus conflictos eternos y lograr la paz. Respetando los resultados de la consulta popular celebrada el pasado 2 de octubre, ello no impide que se dé a conocer un nuevo respaldo al propósito que acompaña a todos los colombianos.

Los cancilleres que se reunieron en Cartagena compartieron además su preocupación por la crisis en Venezuela, según adelantaron fuentes diplomáticas.

La declaración de Cartagena quedó lista para que los presidentes y jefes de Estado la refrenden mañana al cierre de esta XXV Cumbre, marcada por la grave situación que atraviesa Venezuela, cuyo presidente, Nicolás Maduro, asistirá a esta cita tras confirmar su participación a última hora.