¿Cómo nos influyen los sonidos mientras comemos?

Comer viendo la televisión

Si pensabas que en la degustación de los alimentos solo intervienen las papilas gustativas, estás muy equivocado/a.

Según un estudio realizado por especialistas de la Universidad de Oxford, los sonidos juegan un papel muy importante y pueden influir en la percepción de los sabores. Por ello se dice que si escuchamos sonidos de alta frecuencia mientras nos tomamos un pastel nos sabrá más dulce. Por el contrario, los sonidos de baja frecuencia potenciarán el amargor del café o el gusto del parmesano.

Otros experimentos llevados a cabo demuestran que si comemos escuchando música alta, tanto los sabores dulces como los salados perderán fuerza; o que los sonidos afectan a la saciedad, es decir, si oímos a alguien masticar o el crujir de las patatas fritas (el efecto crunch), ingeriremos menos cantidad que si escuchamos música a un volumen moderado o vemos una película.

En definitiva, podríamos decir que comemos con los ojos, la boca y… las orejas.

 

Misterios de los bigotes del gato

GatoLos bigotes de los gatos son pelos rígidos muy sensibles que suplen la falta de visión cercana del animal y le ayudan a explorar el territorio y comunicarse. Son un órgano muy especial y uno de los más desarrollados de estos animales.

No solo se encuentran bajo el hocico del felino, también pueden localizarse encima de los ojos, en la barbilla e incluso en la parte posterior de las patas del gato.

Los ojos de los gatos, al igual que los de muchos carnívoros cazadores, se han especializado en localizar presas a distancia. Esto explica que los ojos felinos hayan evolucionado para enfocar hacia delante y a cierta distancia, por eso tienen problemas para ver los objetos que están a menos de 30 centímetros. Para compensar estas limitaciones de visión cercana, los felinos han aprendido a girar sus bigotes hacia delante y a captar estímulos táctiles que, cuando llegan al cerebro, les proporcionan una imagen en tres dimensiones muy detallada de lo que tienen en frente. Esta habilidad es muy útil también en situaciones de poca luz, para poder orientarse y saber qué ocurre a su alrededor.

Por otra parte, la longitud de los bigotes del gato coincide por lo general con la anchura de su cuerpo, por eso le ayudan a saber si entrará o no en un espacio reducido. De este modo, los bigotes son una especie de regla natural para el felino, con la que estimar si un espacio es demasiado reducido para entrar en su interior.
Por último, decir que los bigotes de los felinos, además, cumplen una función importante como herramientas de comunicación. Según la posición de los bigotes podemos conocer su estado de humor. Si está tranquilo sus bigotes estarán relajados, si está en alerta sus bigotes se desplazarán hacia delante y si está enfadado o asustado estos se aplastarán con sus mofletes.

 

El buzón de correos más profundo del mundo

En la ciudad de Susami, Japón, existe una oficina de correos ubicada bajo el agua, Buzón de correos en Japónexactamente a diez metros de profundidad.

Esta sorprendente propuesta surgió debido a que esta ciudad no contaba con muchas atracciones turísticas, y por ello en 1999 el jefe de correos de dicha ciudad propuso en una feria comercial esta idea para estimular el turismo a esta región.

Se estima que en este buzón se depositan entre 1000 y 1500 piezas de correo a prueba de agua, siendo la mayoría de ellas tarjetas postales. Cada seis meses es reemplazado por la oxidación.

El libro de los record Guinness reconoció en el 2002 este inusual buzón de correos como el instalado a mayor profundidad del mundo.