Decenas de hoverboards fueron destruidas cuando fueron decomisadas en Heathrow por los funcionarios públicos.  Alrededor de 90 dispositivos, importados de Hong Kong , han sido destruidas para evitar que caigan en las manos equivocadas y perjudiquen a los consumidores .

Algunos de este tipo de scooters han estallado en llamas y tuvieron que ser rociados por un extintor de fuego.

Oficiales de normas comerciales han interceptado paquetes que contienen hoverboards por valor de 7.500 libras antes de enviarlos a pruebas eléctricas.

Los oficiales encontraron que algunos de esos paquetes tenían scooters con fallas y defectos de la batería, lo que podría generar explosiones inesperadas.

El resto de los dispositivos fueron destruidos y reciclados.