El jefe de los inspectores de las escuelas en el Reino Unido ha pedido a los ministros endurecer las normas de educación, afirmando que cientos de niños están siendo explotados por un número creciente de escuelas ilegales en Inglaterra.

Más de 100 escuelas no registradas han sido descubiertas por los inspectores en los últimos cinco meses. En algunas de ellas niños se les enseña en “lugares inseguros e insalubres” por un personal que no ha sido adecuadamente controlado”.

Sir Michael Wilshaw, que dirige el organismo de control escuelas Ofsted, dijo que muchas de esas escuelas no registradas trabajan “sin escrúpulos”.

Muchos más niños se ocultan de las autoridades en las escuelas no registradas en toda Inglaterra de lo que se pensaba anteriormente.

Sir Michael Wilshaw la mayoría de estas escuelas ilegales eran islámicas o judías.

Un total de siete advertencias han sido emitidas a escuelas en Londres, Wolverhampton, Birmingham, Luton y Stoke-on-Trent.

De acuerdo con la Ley, cualquier escuela que ofrece 20 horas de clases a la semana debe estar debidamente registrada.

“Estamos profundamente alarmados por las escuelas no registradas que operan fuera de la supervisión del Departamento de Educación, las autoridades locales o inspecciones Ofsted. A menudo están a cargo de grupos de fe, y hay preocupaciones sobre la seguridad de los alumnos a su cargo. Se entiende la mayoría de las escuelas eran islámicas o judías”, dijo Wilshaw quien envió una carta a la secretaria de Educación, Nicky Morgan.