El Primer Ministro David Cameron, ha sido acusado de utilizar un lenguaje incendiario, y no adecuado, para referirse a los refugiados que se encuentran en el campamento conocido como “La Jungla” en Calais.

Durante un debate en la Cámara de los Comunes, Cameron los llamó, “a bunch of migrants” que se traduce como “un puñado de inmigrantes”, expresión cuestionada por algunos diputados laboralistas y organizaciones de Derechos Humanos porque dicen que lo ha hecho de manera despectiva.

Naprostá vìtšina z 1500 bìžencù v Calais momentálnì pøebývá kolem denního centra Julese Ferryho, kde jsou na pozemcích bývalé skládky rozesetá stanová mìsteèka. Obyvatelé se obvykle sdružují do skupin podle národnosti.;Calais, uprchlíci (18.06.2015)
David Cameron llamó puñado de inmigrantes a los refugiados de Calais

Cameron hizo el desafortunado comentario durante una confrontación con el líder laborista, Jeremy Corbyn. El Primer Ministro acusó al líder laborista de solidarizarse con todo tipo de causas menos con “el pueblo británico y los contribuyentes que trabajan duro”.

Las palabras exactas de Cameron fueron las siguientes: “Se reunieron con los sindicatos y les animaron a formar piquetes. Se reunieron con los argentinos y les entregaron las Malvinas. Se reunieron con un puñado de refugiados en Calais y les dijeron que podían venir todos al Reino Unido”.

La laborista Yvette Cooper instó a Cameron a hablar como “un hombre de Estado” en un asunto “tan complejo”. No solo el laborismo cuestionó las palabras del Primer Ministro, el líder del Partido Liberal Demócrata, Tim Farron, también reaccionó y dijo que de ese modo “demostraba su verdadera actitud hacia los necesitados”.