El club Olimpia Ljubjana de Eslovenia despidió a su entrenador, el serbio Marko Nikolic, por haber propinado insultos racistas al jugador nigeriano Blessing Eleke.

Ocurrió durante el partido frente al Zavrc por el torneo de ese país. Para disgusto de su entrenador, el delantero festejó efusivamente y el DT consideró que estaba desperdiciando tiempo valioso para buscar la victoria, por lo que lo llamó “negro idiota“.

En un principio, el club apoyó al entrenador estimando que su insulto no tenía una connotación racista, pero los medios eslovenos difundieron imágenes del técnico serbio insultando al delantero y eso cambió la perspectiva.

El presidente del club, Milan Mandaric, dijo en declaraciones a la prensa: “Nos pusimos de acuerdo con Nikolic sobre su dimisión del puesto de entrenador; es un buen DT pero cometió un error y debe pagar por ello”.