La cámara de diputados de Brasil dio luz verde para iniciar el juicio político para destituir a la presidenta Dilma Rousseff.

De este modo quedaría fuera del juego político el izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) tras 13 años en el poder, primero con ´Lula´ Da Silva, y luego con Rouseff quien también ha tenido que enfrentar un grave crisis económica.

Una mayoría de 367 diputados en un total de 513 miembros votó a favor del impeachment, alcanzando así los dos tercios requeridos para iniciar el proceso de destitución con un juicio político.

Se registró un total de 137 votos en contra del juicio político, además de siete abstenciones y dos ausencias.

La decisión, en este momento, recae en el Senado
La decisión, en este momento, recae en el Senado

“Está autorizada la instauración del proceso”, dijo el presidente de la cámara de Diputados, Eduardo Cunha, al cerrar la sesión que duró varias horas y que se prolongó hasta después de la medianoche.

Ahora, la decisión recae en el Senado y, si aprueba por mayoría simple la decisión de la cámara baja, Rousseff deberá apartarse del cargo por hasta 180 días, mientras se la juzga.