Un nuevo análisis vía satélite de las extrañas espirales de Nazca, en el sur de Perú, ha conseguido desvelar su significado. El lugar es famoso por sus enormes dibujos geométricos, pero también por estas extrañas construcciones en forma de espiral llamados piquios.

La investigadora Rosa Lasaporana junto con el Instituto de Metodologias para el Análisis Medioambiental, se ha centrado en investigar la distribución de los piquios en la desértica zona de Nazca.

La ubicación de los piquios esta relacionado con la distribución de agua por la zona, y estas construcciones servían como una especie de sistema de irrigación y canalización que ayudo a los nazca a vivir en esta tierra desértica y llevar el agua a donde no la había

Gracias a estas construcciones los nazca pudieron cultivar en una de las zonas más áridas del mundo. La investigación se centrara ahora en las extrañas lineas, que se cree también relacionadas con el transporte del agua o para señalizar los piquios.