Las autoridades españolas han arrestado a 34 personas, entre ellas siete jugadores de tenis, por presuntamente amañar partidos de tenis consiguiendo beneficios en apuestas de más de medio millón de euros en torneos de España, dijo la policía el jueves.

María Jiménez, portavoz de la Guardia Civil, dijo en una rueda de prensa que los jugadores detenidos eran todos hombres y se encuentran en el ranking nacional entre los puestos 30 a 360 y en el internacional del 800 al 1.400. “La casa de apuestas más perjudicada ha sido BET365”, añadió.

Jiménez explicó que los jugadores pueden haber cometido un delito grave de fraude deportivo – punible con entre seis meses y cuatro años de prisión – y podrían enfrentarse a ser descalificados a largo plazo y a prohibiciones impuestas por la federación de tenis para poder participar en torneos.

Todos los detenidos también son acusados de fraude y pertenecen a una organización delictiva.