Ortiz quedó libre en la noche del domingo tras ser detenido en el estado de Jalisco durante la madrugada.

El intérprete fue arrestado por la Policía Federal en el aeropuerto de Guadalajara, tras llegar en un avión procedente de Culiacán.

Ortiz está acusado de apología del delito por una serie de controvertidas escenas que aparecen en el video de su canción “Fuiste mía”.

El video le costó una detención y casi US$3.000 de fianza para poder salir en libertad al cantante Gerardo Ortiz.

Allí el protagonista tortura y prende fuego a una mujer por haberle sido infiel.

El video generó críticas cuando fue lanzado unos meses atrás y la semana pasada la Fiscalía de Jalisco emitió una orden de arresto en su contra por considerar que “publicita acciones violentas en contra de las mujeres y motiva el ejercicio de estas acciones”.

“Aquí nadie ha sido muerto, nadie está muerto, nadie ha sido maltratado, creo que esto es sólo ficción”, se defendió en ese momento Ortiz.