El ministro de Desarrollo Económico ruso, Alekséi Uliukáyev, ha sido arrestado en la madrugada de este martes, mientras recibía un soborno de 1, 8 millones de euros de la compañía petrolera Rosneft, la más importante de Rusia.

Según informó la portavoz del comité de investigación, Svetlana Petrenko, Uliukáyev realizó una valoración positiva desde su ministerio, y supuestamente el dinero le fue dado, si permitía la compra del 50% de las acciones de la compañía Bashneft.

El comité de investigación abrió una causa contra Uliukáyev por extorsión y aceptar grandes sobornos. El ministro se tendrá que enfrentar a una multa de 200 millones de dólares y a un máximo de 15 años de cárcel. El ministerio estaba en vigilancia desde hacía más de un año.